¿Acabas de tener un bebé? ¿Tu hijo todo lo toca? ¿O tus sobrinos corretean todo el día por tu casa? ¿Tu hermana escudriña en tu habitación? ¡No sufras! Tenemos la solución.

Te presentamos los 10 juguetes sexuales que un niño nunca ‘descubrirá’.
¡Haz tu lista de la compra ya!

 

VibPunRis01BIG1. Tulip-pro o… la varita mágica.
¡Tachán, tachán! Una varita mágica… Puedes jugar con tu hermanita a princesas y dragones con esta fantástica varita en rosa, y al llegar la noche, la varita puede ir a descansar a la cueva de su dragón preferido. ¿A qué cueva? No se lo digas a tu hermana, pero es que esto… ¡es un estimulador anal de vicio!

 

 

Savage2. Savage Hot… o un perfume para chicas.
Tienes una hija presumida. De las que merodean constantemente por el tocador de su mamá, de las que prueban los pintalabios y se ponen los rulos de la abuela. De las que husmean en colonias y trapichean con cintas y lazos. No problem. Savage Hot es para ti. Lo pones encima del tocador, y como que parece una colonia. Es tan elegante…

 

 

BolSinJo00BIG3. Joyballs o… ¡pelotas para jugar!
¿Pero esto qué es? Si, sí, dos bolitas de silicona especial niños de 1 a 4 años. No es que queramos que se las regales a tu hijo, pero sí que es verdad, que si te las pilla, nada notará. Las zarandeará un rato, puede que las chute y que acaben bajo el sofá. Pero sin problemas. Las lavas bien lavadas, -si te apuras las desinfectas hirviéndolas 5 minutos- y ¡listas otra vez!

 

eggs4. Tenga EGG Combo o… huevos de pascua.

¡Papá, papá! ¡Huevos de Pascua! Es lo más que te puede pasar con este set de Tenga Eggs. ¿Qué te los pinta tu hijo? ¡Qué más da! Al final, cuando los vayas a utilizar el envoltorio no te servirá de nada…

 

 

mujer5. Corazón inflable o… un bonito cojín.
¿Y qué me dices de este maravilloso objeto de decoración? Ni tu hijo, ni tu abuela, ¡ni tu madre!, sabrán que esta cosita tan bonita es en realidad, el complemento ideal para buenas y duraderas sesiones de sexo… Es un juguete grande, sí, pero como ves, no hace falta esconderlo.

 

 

mentas6. Mentas para sexo oral… o caramelitos.
Caramelitos para el niño, para la niña… ¡Y también para los papás! Después de probar estas mentas especiales para practicar sexo oral volverás a amar las chuches. Por lo único que tendrás que preocuparte será… ¡que tu hijo no se las coma todas!

 

 

MUNladylager_01BIG7. Sexo en lata… o una lata de cerveza.
No es que queramos inducir a tu hijo al alcoholismo, pero cierto es que cualquier crío ya está bien habituado a ver latas de cerveza por la casa. Así que una más, ¡no la notará! Y el papá de la casa correrá más que contento tras probar este dispositivo de placer masculino, con fina textura, labios carnosos y sin nada, pero nada, de resaca.

 

 

sensual8. Sensual Tea… o unas hierbitas.
‘Cada día, antes de irme a acostar, me tomo mi leche caliente. Y mi mamá, unas hierbitas’. Lo que nunca sabrá tu hijo es que las hierbas son una mezcla de hierbas orientales, 100 por 100 naturales, que te ayudan a combatir la fatiga y te potencian la líbido sexual. Ahí es nada.

 

 

latigo9. Látigo de goma… o los collares mamá.
Si es difícil hablarle de sexo a un niño, más aún es hablarle de prácticas como el BDSM. Todo llegará. Pero mientras consideres que aún es pronto para tales charlas, mira nuestro látigo: bien guardado junto a las joyas y la bisutería, ¿no es un bonito y estrafalario collar maxi?

 

 

cinta10. Cinta de bondage… o una cinta de ferretería.
Prueba a guardarla junto a los clavos y el martillo. Muy parecida a las cintas de doble cara y al precinto, a no ser que tu hijo sea un investigador de primera, nada sospechará. Eso sí, procura no comprarte la versión fucsia. Con la negra os bastará, ¿no? 😉

Anuncios