Antes de te vengas a amantis, vía web o a nuestras tiendas físicas, y nos pidas cualquier cosa, vamos a hacerte una pequeña clasificación de las principales diferencias entre aceites, geles y lubricantes, y dentro de cada variedad, las principales líneas de producto. Si te documentas, ¡sabrás qué prefieres!

 

0097_aceite_sunset_glow_compoAceites de masaje
Los aceites de masaje están pensados para ser un delicioso complemento a los momentos amánticos más suaves y sensitivos. Un masaje en los muslos, en los pies, en la espalda, bajo las orejas… Los aceites, son eso, aceite esencial vegetal con aromas e incluso sabores. Son perfectos para calentar el ambiente, ¡pero no los uses como lubricante! No están pensados para ser puestos en las zonas erógenas, pues no son lo más adecuado para preservar, por ejemplo, la flora femenina.
Y si te saborear… Piensa en las pinturas corporales. Con ellas puedes realizar divertidos juegos encima de tu pareja… ¡Y luego comértelo todo! Las pinturas comestibles más comunes son de chocolate y vainilla.

 

LubricantesSorteo-lubricante
Debes saber que en temas de lubricante, hay dos familias básicas. Los de silicona y los de agua. De los de agua, encontrarás de sabores y con diferentes efectos. En cambio, los de silicona, solo son silicona, pero para muchos, ¡son los mejores!
De agua. La base de agua es más natural, porque es eso, ¡agua!, y el lubricante de agua recuerda un poco a gel. Pero la gracia es que los de base acuosa, pueden llevar más ingredientes y tener, por lo tanto más funciones. Repasamos los principales:

¡Ah! Y ahora están pegando fuerte los lubricantes de base acuosa ecológicos: simples o bien con sabores, efecto calor, estimulantes…

De silicona. Los de este tipo, en general, funcionan mejor que el resto, incluso para el sexo bajo el agua, pues es muy aceitoso y la piel queda sedosa y resbaladiza, lo que facilita las caricias, el roce y todo tipo de prácticas. Es importante tener en cuenta que no puede usarse con juguetes eróticos hechos también de silicona, pues la silicona se come a ella misma y los dañaría.

 

gel

Geles
Notarás que es un gel por la textura. Un gel suele ser más sólido que un lubricante, y por supuesto, que un aceite de masaje. Hay algunos geles que actúan de lubricante -acuérdense del famoso Vaginesil– o como el famoso Hot Gel recomendado por el Dr. Wayberg para lubricar y sentir al mismo tiempo, calor.
Especial mención merece Bacanal, un gel pensado para la práctica anal que primero resulta viscoso y luego se transforma en más líquido, al ritmo de la relación.

Además, existen toda una serie de geles con efectos, retardantes, estimulantes, de estrechamiento… Te los contamos un poco.
Para ellos. De los más preciados son los geles estimulantes: con una sensación de frío-calor consiguen que las relaciones sean más duraderas y placenteras. También los hay para ayudar a conseguir la erección, un gel hecho a base de productos naturales indicado para poner en la zona genital masculina. Pero el top-ten masculino es el gel retardante, que su palabra lo indica todo, ¡no hay más que hablar!

Para ellas. Son de interés los geles de estrechamiento: ayudan a reafirmar las paredes vaginales y conseguir así un contacto más cercano, tonificando los músculos flácidos. También los hay para el busto, un gel que ayuda a reafirmar los pechos, haciéndolos más voluminosos y tersos. Y los más populares para ellas son los geles potenciadores, de orgasmos o de clítoris, para las mujeres que aman esta zona más que ninguna.

Visto todo, ¿con qué te quedas?

Anuncios