La madre naturaleza es sabia. Como no puede otorgarnos 365 días al año de verano, en otoño nos compensa con una inyección extra de hormonas en el cuerpo, para que encontremos en el sexo el mejor modo de vencer la melancolía otoñal. Aprovechemos este extra hormonal para ponernos creativos ¡hay tantas cosas nuevas por probar!

Habitaciones ambientadas con excitantes inciensos…

Dildos con tamaños de ensueño…

Lubricantes veganos para pecados carnales…

Erecciones de película…

¡Disfruta el Oh!toño que empieza!

Anuncios