La incontinencia urinaria no es un trastorno no grave pero afecta muchísimo a la calidad de vida de la mujer entre sus 50 y 70 años, generando un verdadero problema social, que dificulta el poder realizar de forma segura y tranquila tareas, hábitos y/o deportes. ¿Y pueden las bolas chinas ayudar? Profundicemos:

Suelo PélvicoUna de las causas- aunque no todas- de la incontinencia urinaria puede ser tener un suelo pélvico debilitado. La relación entre suelo pélvico e incontinencia suele referirse a la incontinencia urinaria de esfuerzo: nuestro suelo pélvico no es capaz de contrarrestar la presión abdominal al realizar actividad física, al toser, reir o estornudar. En la mayoría de casos se deberá a que la uretra no está bien sujeta y la vagina está laxa y débil. Cualquier esfuerzo hace que la uretra bascule hacia abajo y se abra. ¿Cuáles pueden ser las causas de esta debilidad? La pérdida de estrógenos en la menopausia, el embarazo, el parto y las cirugías vaginales son posibles causantes.

La incontinencia urinaria es un problema que se puede tratar y prevenir en la mayoría de los casos. Si se trata de fortalecer el suelo pélvico, 3 opciones son las más conocidas:

    • Acudir a unx fisioterapeuta que nos analice nuestro suelo pélvico y nos de pautas y ejercicios para rehabilitarlo. Algunxs sexólogxs también están especializadxs en esta parte del cuerpo.
    • Acudir a clases de rehabilitación, yoga, pilates, de hipopresivas -o clases de embarazadas y postparto-, donde realizan ejercicios enfocados a mejorar el suelo pélvico.También podemos intentar realizar este tipo de ejercicios en casa, siguiendo por ejemplo, las pautas del Doctor Arnold Kegel, que desarrolló una serie de ejercicios, llamados Ejercicios Kegel, para fortalecer esta zona.
    • Adquirir unas bolas chinas o un entrenador pélvico que nos pueda ayudar, mediante las contracciones y relajaciones que provocan las bolas en el interior de la vagina, a fortalecer el músculo de la zona.

Si optamos por esta última opción, debemos saber que existen diferentes tipos de bolas chinas y entrenadores pélvicos. Os contamos aquí las diferencias para que podáis elegir aquel instrumento que os será de más ayuda:

1 sola bola china

  • 1 bola china: se trata de una sola bola cónica que hace que la adaptación al cuerpo sea más cómoda y fácil que nunca, ideal para comenzar gradualmente en el mundo de las bolas chinas. Especialmente indicadas para principiantes o mujeres que simplemente optan por una bola más pequeña y de menor peso.
  • 2 bolas chinas: son el tipo más conocido, pensadas para practicar sin esfuerzos los ejercicios que propuso el Dr. Arnold Kegel.
    bolas chinas
    ¿Cómo se usan?
    Debes de realizar paseos o andar para que las bolas chinas se muevan y ejerzan presión hacia afuera, generen una acción de reflejo y contraigas tus músculos. Es recomendable usarlas todos los días de 15 a 20 minutos.
  • Juegos de bolas: permiten el aumento gradual de peso. Así, a medida que los músculas de la zona pélvica se van rehabilitando y poniendo fuertes, podemos ir aumentado el peso para un mayor ejercicio. ¡Como hacer pesas en el gimnasio!
    Juego de bolas chinas
  • Entrenadores pélvicos inteligentes: con la tecnología han llegado las bolas chinas inteligentes, que pueden controlarse desde tu teléfono smartphone o a través de una tablet. La mayoría de estos entrenadores permiten también guardar los patrones de ejercicios y «jugar» a entrenar a través de un sistema de recompensas. Para las techyes.
    entrenador pélvico

¡Y recuerda! Una musculatura entrenada ayuda a mejorar las sensaciones sexuales y con ello a alcanzar mejores clímax. ¡Empieza ya, sé constante y comprobarás los resultados rápidamente!

Anuncios