Un anillo o anilla vibradora es un juguete ideal para utilizar solos o en pareja.

Podemos encontrar en el mercado muchos tipos de anillos vibradores, para todos los bolsillos, de muchos materiales diferentes, con vibraciones de muy diferente tipo y con otras extensiones (como por ejemplo, estimulación en el perineo, en el ano o con una anilla de más dedicada a los testículos), que pueden mejorar aún más, si cabe, la experiencia placentera que producen.

¿Qué forma más habitual tiene una anilla vibradora y cómo se usa?

anillo vibrador sencillo Esto que véis a vuestra izquierda, sería un anillo vibrador al uso. Se trata de una anilla que se incorpora en la base del pene y que tiene una balita vibradora que tocará la zona del clítoris de una mujer. Pero también puede tocar la zona exterior del ano, en caso de penetración anal. O simplemente, estimular el pene con su vibración.

Como en amantis nos gusta ir más allá del coitoncetrismo y el heteropatriarcado, os propondremos algunas ideas más de cómo usar anillas vibradoras para vuestras relaciones sexuales.

Anillos para el pene, diferentes tipos, diferentes usos

  • Anillas con balita vibradora extraíble: La bala vibradora puede ser utilizada independientemente de la anilla, o junto a esta, para estimular clítoris u otras zonas de roce. Muchas de estas anillas suelen ser sumergibles. Si extraes la balita, es ideal para estimular pezones, acariciar el cuello o tocar zonas erógenas como el detrás de las rodillas.

  • Doble anillo con vibración: se coloca una anilla en la base del pene, la otra, en la base de los testículos. La doble anilla es muy eficaz para los momentos en los que la concentración baja y perdemos la erección. Al presionar la base del pene y de los testículos, impedimos el riego sanguíneo y mantenemos la erección. Y la vibración, estimula tanto al hombre que viste la anilla, como al partner que penetre.

  • Multi-anillas con vibración: existen diferentes juguetes que disponen de varios anillos súper elásticos que se colocan alrededor del pene, en diferentes zonas y que pueden tener otro que rodee los testículos. Es un juguete a caballo entre una anilla y una funda para el pene. Muchos de estos juguetes también incorporan en su parte superior, un estimulador de clítoris-bala vibradora con velocidades distintas, para proporcionar sensaciones intensas y diferentes en cada penetración.

  • Anillos con vibración y control remoto: uno o varios anillos con vibración, en forma de bala extraíble o mecanismo fijado, con control remoto. Suelen disponer de varios patrones o intensidades de vibración y su alcance puede llegar a ser de hasta 8 metros de distancia. Es ideal para parejas, heteros u homos, que quieran jugar y no solo basarse en la pura penetración… Dominar al otro también puede ser muy estimulante…

  • Anillas con plug vibrador anal: anillas para colocar en la base del pene e introducir el plug, en el ano. La vibración se concentra en el ano, buscando el orgasmo en el punto P (zona prostática). Ideal para parejas o para almas y/o momentos solitarios.

¡Atención, ante todo seguridad!

Los anillos para el pene deben usarse con precaución.

Los hombres con trastornos de la coagulación de la sangre o que están bajo medicamentos anticoagulantes deben hablar con su médico antes usar un anillo para mantener la erección.

Y a modo general, desde amantis recomendamos:

  • Para los principiantes, recomendamos el uso de anillas flexibles o regulables

  • No usar el anillo vibrador más de 20 minutos seguidos

  • Evitar irritaciones y molestias

  • Nunca dormir con el anillo puesto

  • Lavar el juguete antes y después de cada uso, con agua tibia y jabón pH neutro o con un desinfectante como Limpín

Anuncios