Buscar

El Blog de amantis.net

El blog para saber de nuestras actividades, noticias y reflexiones sobre sexualidad y erotismo

Etiqueta

bondage

Charla gratuita sobre BDSM

La Asociación BDSMK nos trae un pequeño taller de introducción al BDSM.

Es evidente que el BDSM se ha puesto de moda. Cada vez es más común jugar con azotes, ataduras o velas: esta clase de prácticas han aparecido en nuestra intimidad como quien no quiere la cosa, y parece que están aquí para quedarse. Desde BDSMK queremos que todo el mundo que quiera disfrutar de esta faceta de la sexualidad lo haga de forma sensata, segura y consensuada. Seguir leyendo “Charla gratuita sobre BDSM”

Anuncios

Taller práctico de Bondage y Shibari

Fecha Taller: Domingo 5 de Junio

Restringir los movimientos de la pareja con cuerdas o correas es una práctica erótica muy potente además de bella. En este taller conoceréis las técnicas de manejo de las cuerdas para atar rápida y sensualmente a tu compañero/a, prestando especial atención al shibari o kinbaku, el arte japonés de la atadura erótica. Durante la práctica, también aprenderéis los movimientos y figuras elementales, entendiendo el cómo y los porqués del juego con cuerdas.  Seguir leyendo “Taller práctico de Bondage y Shibari”

Taller “BDSM seguro” en amantis Gràcia

Fecha Taller: Domingo 24 de Abril

¿Estás interesado en el mundo de la dominación y la sumisión? ¿Te gustaría iniciarte? Si este es tu caso, la palabra seguridad tiene que estar entre las primeras de tu lista de prioridades. Es tan importante, que antes de entrar a este mundo, lo más recomendable es que cuentes con los conocimientos necesarios para poder practicarlo de forma segura.

En este taller introductorio del BDSM impartido por StopSida explicaremos qué es el BDSM y lo qué no, pero sobre todo, explicaremos cómo realizar diferentes prácticas para reducir posibles daños y riesgos para el VIH y otras ITS. Seguir leyendo “Taller “BDSM seguro” en amantis Gràcia”

Bondage, el placer de atar y ser atado

El bondage es una práctica que consiste en atar e inmovilizar a tu pareja o, una parte de ella, con el fin de alcanzar una experiencia satisfactoria, por parte del atador y del atado.
En este arte, el erotismo tiene un papel fundamental, pues la búsqueda del placer se hace a través de la inmovilización. Implica una confianza extrema en la pareja, ya que se delega toda la responsabilidad en el otro sin poder oponerse.
Si quieres probar a practicarlo te dejamos aquí algunos tips que te serán de interés.

Ante todo, seguridad
Es importante que tú y tu pareja empecéis esta práctica conociendo los principales nudos de seguridad. De esta manera empezarás en el bondage de forma segura y sin hacerte daño. Puedes intentar aprenderlos con tutoriales en internet, aunque es más seguro que aprendas con gente que se dedica a ello. Te recomendamos a Esther, de despertnt, por ejemplo.índice

También es importante que entre tú y tu pareja pactéis una o varias palabras claves (o gestos) que indiquen al otro en que momento parar o cancelar el juego. Por ejemplo, “naranja” para indicar que algo no está bien; o “rojo” como señal de alarma cuando se quiere parar completamente la práctica. Debes poder deshacer los nudos con suma rapidez (los nudos de seguridad así lo permiten) y por si acaso… ¡Ten tijeras en mano (a poder ser, médicas)!

Y piensa con lógica: hay lugares por donde está prohibido pasar la cuerda, por ejemplo el cuello. Ten en cuenta también que las ataduras no deben ser muy fuertes para que no afecten la circulación. Y… ¡nunca abandones a nadie que esté atado! Esta práctica busca el placer y está basada en la confianza. Dejar atado a alguien e irte, ni que sea unos segundos, puede ser peligroso y romper la confianza para siempre.

SpeliotisUna cosa después de otra
Como cualquier técnica, deberás ir paso a paso: primero deberás aprender los principales nudos, luego las principales ligaduras y luego ya podrás hacer filigranas con suspensiones, nudos deslizantes, figuras estéticas, etc… Además, esta práctica brinda la posibilidad de incorporar muchos juguetes y accesorios eróticos en escena: máscaras de látex, instrumentos de spanking, inmovilización mediante mordazas, amarres, cadenas o cintas adhesivas, vendas para ojos, ceras, pinzas para pezones y todo lo que tu imaginación admita.

Con qué atar
Sí, lo has adivinado, el material principal son las cuerdas. Déjate aconsejar por un experto a la hora de escogerlas. Seguramente te recomendarán cuerdas de materiales naturales como el yute, el cáñamo o el algodón, que es más fácil de encontrar. El plástico u otros materiales sintéticos pueden dañarte la piel y no serán tus mejores aliados. Cuando empieces a controlar la técnica, puedes usar otros materiales como tiras de tela o sábanas. Y podéis divertiros también con cintas, esparadrapos de tela, esposas…

Ante todo, actitud
Como cualquier juego, como cualquier arte, el bondage tiene mucho de actitud. Pensad con vuestro compañero de juegos si quizás os apetece ambientar la práctica: una buena decoración en la sala; interpretar el rol de dominante y sumiso; vestir de alguna forma especial al atador o al atado… Todo ayuda y… excita.

No todo es sexoVizeau+Swimwear+Esculpta+Burbujas+De+Deseo+03-514x700
En general, en las prácticas de BDSM (Bondage Sado Massoquism), el acto sexual puede aparecer pero no es elemento principal de los juegos. Por ello, te animamos a aprender a disfrutar, a excitarte y sentir de estas prácticas sin llegar al terreno sexual que ya conoces… Luego, cuando te hayas convertido ya en un máster del bondage, incorporar la relación sexual más al uso en tus prácticas, ¡será el summum!

El arte del azote y la dominación

Las prácticas de BDSM (Bondage Sado Massoquism) son muchas y muy variadas. Y muchas de ellas, la mayoría de los mortales ni las conocen. Pero otro día trataremos sobre las más hardcores

Si queréis introduciros en este arte, poco a poco y de forma soft… Podéis hacerlo con esta películita, Secretary, que ganó el Festival de Sundance de 2002.

Si queréis saber un poco más allá, pasemos a analizar ciertos puntos que debes tener en cuenta:

Relaciones BDSM, relaciones vainilla: Las relaciones sexuales en el mundo que tu conoces, son llamadas en el mundo del BDSM, “relaciones vainilla”. Esto es como los payos y los gitanos, dos culturas diferentes, pero en el terreno sexual. Las relaciones vainilla se entienden como aquellas en que la relación de poder entre la pareja, trío o lo que se tercie son ig50Sombrasuales; en las relaciones BDSM se establece una jerarquía y relación de poder no igual, pero eso sí, consentida por todas las partes.

Algunas prácticas comunes en el BDSM:

*El EPE: Es una práctica sexual de las relaciones BDSM consistente en alternar las relaciones de poder. Ahora soy amo yo y en un rato lo serás tú.

*Poliarmonía: Como su prefijo indica, “poli” son muchos. A partir de ahí, deja volar tu imaginación. Las prácticas de poliarmonía son frecuentes en el mundo BDSM y funcionan por lo general, con un amo/a y varios sumiso/as.

*Relaciones 24/7: Es estar en permanente rol de amo y sumiso. Para poner una ejemplo burdo, es lo que pasa en “50 Sombras de Grey”. Christian quiere que Anastasia sea su sumisa durante todas las horas del día: que coma lo que él quiere, que se ponga la ropa que él quiere, etc. Pues eso trasládalo a todos los mundos posibles. Imagínatelo en tú mundo. 😀

¿Por dónde empezar? Empieza por lo básico…

Dominación: entrar en el mundo el BDSM significa alejarse por completo del mundo real. Si quieres practicar BDSM deberás dejar de ser quién eres y entrar en un nuevo papel, de amo o sumiso. Lo primero que debes hacer es decidir el rol que vas a tener, por cuanto tiempo lo jugaréis y qué haréis. Ir entrenando… Y leed este post hasta el final, que damos unos consejitos de seguridad que debéis tener en cuenta.

bondageBondage: Ata o deja que te aten. Puedes empezar por una parte del cuerpo y si te gusta, ir avanzando. Juega con los tipos de materiales con los que atar. Puedes empezar con cinta y, cuando ya estés muy entrenado, acabar con una barra. Al Bondage podrás sumarle después un poco de spanking (los azotes de toda la vida) o sexo vainilla.

Azotes: El más habitual es el azote en las nalgas. Puedes convertirte en el spanker (quién los da) o en el spankee (quién los recibe). Para no “dar por dar” o “recibir por recibir” puede ayudaros que os pongáis en rol, en situación de dominante-sumiso, e incluso, adoptéis algún otro rol más concreto: alumno-profesor; jefe-empleado… Al igual que el Bondage, es importante que juguéis con los materiales con los que azotaréis: podéis ir desde la simple palma de la mano hasta un cepillo, pasando por látigos o cinturones. Y si quieres algo especial, en amantis encontrarás palas muy románticas.

¡Y muy importante!

Para una buena práctica del arte del BDSM, esta debe ser consensuada y segura. Es bueno que entre quién lo practiquéis establezcáis códigos de seguridad, como por ejemplo, palabras que signifiquen “stop”, “estoy al límite” o “baja la intensidad”. También podéis tener señas para indicaros que todo va bien. Los amantes BDSM deben confiar plenamente el uno en el otro y saber que cuando uno guste, el juego terminará. Para resguardar esta seguridad también es importante que practiques BDSM con gente de confianza y que estés en plenas facultades mentales y físicas.

¿Qué, te atreves? Déjanos un comentario en este post si es que sí… 😀

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑