Buscar

El Blog de amantis.net

El blog para saber de nuestras actividades, noticias y reflexiones sobre sexualidad y erotismo

Etiqueta

salud

Mantén en forma tu suelo pélvico

¿Sabias qué el suelo pélvico sostiene en su posición correcta, no solo el aparato reproductor, sino todos los órganos del abdomen?. En este taller aprenderemos sobre sus funciones y cuidados.

Seguir leyendo “Mantén en forma tu suelo pélvico”

HSH. Hombre + Hombre x Sexo = No Gay

Decía un mito y gran estudioso de la sexualidad humana, el Dr. Alfred C. Kinsey, que entre personas que se sienten complemente homosexuales y personas que se sienten completamente heterosexuales, hay una gran gradación de grises en medio.

Escala_Kinsey

Más cercano a nuestro tiempo, la Teoría Queer de finales del siglo pasado defiende, explica y trabaja sobre un concepto de sexualidad y género que vaya más allá de las normas y comportamientos heterosexuales históricamente aceptados.

Así que dentro del batiburrillo de personas que están entre lo más gay y lo más hetero, de la mezcla más que interesante de perfiles que no son heteros o solo heteros, podemos encontrar a lo que se ha llamado HSH.

¿Qué son los HSH?

Son aquellos hombres que practican sexo con otros hombres… pero sin sentirse ni identificarse con el colectivo gay ni con el colectivo bisexual. HSH define una práctica, no una identidad.

HSHEn muchas ocasiones, estos hombres han desarrollado su actividad en ambientes exclusivamente masculinos: la cárcel, el ejército, o en el grupo de amistades adolescente, para poner algunos ejemplos. Son hombres que nunca han pensado en su actividad sexual como una actividad gay. Es más, sienten sus prácticas bajo esquemas relacionales no estigmatizantes como la amistad, la camaradería, el juego, la aventura, el desmadre entre colegas…

En la definición de HSH no se toman en consideración las relaciones sentimentales, sino que es importante la práctica, que pueden llevar a cabo hombres muy convencidos de su heterosexualidad, futuros gays convencidos saliendo poco a poco del armario o simplemente, heterosexuales curiosos, quienes establecen relaciones amorosas con mujeres, y solo eventualmente, tienen sexo con hombres.

HSH en el mundo médico

Por si buscáis más información sobre los HSH, comentaros que el término HSH cada día coge más fuerza en el ámbito médico, y se usa para englobar al conjunto de hombres que practican sexo con hombres en relación al peligro de contraer el VIH. Y en este contexto, se habla de HSH (hombre-hombre), HSM (hombre-mujer), MSM (mujer-mujer) y HSHM (hombre-mujer u hombre), para designar todas las posibles prácticas sexuales entre géneros. Así que si encontráis las siglas en informes médicos… ¡Ahora ya sabéis de qué va!

Juego y salud… para la mujer.

XFT ProPelvic, tu entrenador pélvico personal

XFT-ejercicio-pelvico-02BIGEn este blog no solemos escribir de un solo producto nunca. Pero hoy haremos una excepción, porque creemos que se lo merece. Queremos hablaros del XFT® Pro-Pelvic, un nuevo producto que comercializamos en amantis que nos parece muy interesante para todo tipo de mujeres: para mejorar su salud y especialmente, su sexualidad. Se trata de un entrenador, que por medio de la voz, te analiza el estado de tu suelo pélvico y te ayuda a entrenarlo.

¿Para qué sirve?
Principalmente sirve para ejercitar tu musculatura vaginal, el suelo pélvico. Pero también tiene la función de medir y visualizar los esfuerzos y los ejercicios que haces con él. Es como un entrenador personal, ¡solo de tu vagina!

¿Cómo funciona?
Primero de todo, ¡ponte cómoda! Te puedes sentar, tumbar o quedarte de pie…
Luego, coge el conector que sujeta el sensor vaginal neumático y lo introduces, desinchado, a tu vagina. Si te hace falta, puedes usar un poco de lubricante neutro de base acuosa para ayudarte.

Una vez dentro, inflálo unos pocos centímetros pulsando el botón (en la pantalla del aparato verás el nivel de presión y te avisará de cuándo parar).

Y una vez dentro y bien hinchado… ¡Voilà! Solo sigue las instrucciones por voz del Entrenador.

Y para acabar…
Cuando termines la sesión de entrenamiento o el test de estado de tu pelvis, desincha el sensor, extráelo, límpialo con jabón neutro y lo guardas en su estuche.

¿Y para qué necesito el aparato?
El suelo pélvico puedes ejercitarlo en casa tú sola, es cierto, y sobre todo si te ayudas de ejercicios de Kegel. Pero también es verdad que el aparato te ayudará a saber cómo están los músculos de tu vagina, visualizará tus esfuerzos, y te ayudará a realizar los ejercicios, lo que hará que practicar con tu suelo pélvico sea más gratificante.

Además, mejorar tu suelo pélvico no solo te ayuda a mejorar tu vida sexual, sino a contener mejor la orina y tener esa parte de tu cuerpo reforzada. ¿Qué más quieres?

¿Qué, te animas? Cómpralo en amantis.

Pd. Para más información, mírate este vídeo. Te ayudará a entenderlo mejor (aunque la música sea “noña”) 🙂

Pelvic muscle trainer for Kegel exerciser XFT-0010 from Amy zhu on Vimeo.

¿Practicas sexo? ¡Cuídate!

Sí, sí, sí. Ya sabemos que todos somos muy limpitos. Pero por si las moscas vamos a recordarte lo que hay y lo que no hay qué hacer en temas de higiene sexual. No vayas de listo y léete este post, que seguro, algo aprendes:

  • El aseo diario es fundamental. Y lava también tus genitales externos. Son tan importantes como las manos o tu cara bonita. En los hombres es muy importante que el pene esté limpio: la acumulación de secreciones puede tener consecuencias que no te van a gustar.
  • ¡Mujer! Acude al ginecólogo: aunque te de palo o vergüenza, es fundamental: para prevenir cualquier enfermedad y para preguntarle todo lo que se te pase por el chich…
  • Aquello de que… ‘Cuando tienes la regla es mejor no bañarse’. No sabemos qué abuela arcaica se lo inventó, ¡pero ni caso! Más que nunca, es importante tomar duchas o baños durante la menstruación.
  • Ni mucho ni tan poco: tampoco hace falta que te vuelvas obsesiva. El exceso de limpieza vaginal puede ser contraproducente, y te puedes cargar tu flora vaginal. Sé comedida.
  • Aunque los genitales externos tienen cierto olor, te advertimos: si la cosa huele que alimenta, puede que tengas una infección. ¡Al loro y si hace falta, al médico! Para ayudarte a explorarte tú mismo, puedes contar con un espejito. Mira el que vendemos en amantis.net. 

    espejo-3sec_BIG

  • En las relaciones sexuales esporádicas, ya lo has oído mil veces. ¿Habrá que repetirlo? Pónselo, póntelo. Y no hagas tonterías del tipo, ‘tranqui que no lo acabo’ o ‘solo un poquito’, porque a lo tonto a lo tonto, y a alguien le toca el San Benito. ¿No querrás ser tú, verdad?
  • ¿Ya tienes pareja? Importante para tu salud es hablarlo todo con confianza: hablar de vuestras relaciones sexuales anteriores, de posibles enfermedades de transmisión sexual o consumo de drogas… Cuánto más sabrás, más te podrás cuidar.

Y si ya estás limpito… ¿qué tal arreglarte un poquito? Si te cuidas tu cuerpo y tus zonas privadas, tus partners te lo agradecerán. Aquí algunos productos que te ayudarán:

afeitadora_gran_01BIG

  • Una afeitadora: para quitar ese vello que no acaba de quedar del todo bien. Un bosque bien recortadito suele gustar más que la selva amazónica. Aunque para gustos, colores.
  • Para ellas, gel vaginal: un gel vaginal reafirmamente, elaborado a base de ingredientes naturales de propiedades antisépticas y desodorizantes, que se aplica sobre las paredes vaginales para ayudar a tonificar los músculos flácidos y a estrechar el conducto vaginal gracias a su efecto astringente.
  • Aceite de masaje: ¿qué tal cubrirte el cuerpo con el aceite, para estar hidratado, brillate y a punto? El aceite, de LELO, está disponible entre distintas fragancias de lo más sofisticadas. Clavo y ambar, abeto y bergamota, azucena y almizcle…aceite-lelo-01BIG

Bolas chinas: qué son, para qué sirven y consejitos para sacarles más partido.

Puede que tu madre ya no sepa que son las bolas chinas. Puede que tu sí pero aún no te hayas atrevido a utilizarlas. Pero hoy te enseñaremos a sacarles el máximo partido. ¡A chinear!

LUNA-mini_01BIG¿Qué son y de dónde salen estas bolas?
Las bolas chinas son dos bolas unidas entre si (si estás pensando en más bolas, esas son anales y ya son harina de otro costal) y que acaban en un cordel que es el que te ayudará a sacarlar de la vagina. Modo Tampax, tal cual. Dentro de cada bola, hay otra bolita metálica. Si tienes unas delante, muévelas, lo notarás.
El mito dice que las bolas chinas tienen su origen en los inagotables deseos eróticos de un emperador asiático. Este ordenó desarrollar un instrumento sexual que pudiera ser utilizado por sus múltiples concubinas a fin de que estuvieran listas para el acto inmediatamente, sin necesidad de realizar ningún tipo de juego preliminar para lubricarlas. Seguid leyendo y os contamos porqué ayudan a lubricar…

¿Para qué sirven?
Para muchas cosas. En primer lugar, y seguramente su razón de ser más importante, es que sirven para reforzar la musculatura de la vagina, y por lo tanto, garantizar su salud. ¿Y eso que tiene qué ver con el sexo, te preguntarás? Pues muchas cosas: si tienes una vagina fuerte, si sus músculos están bien entrenados, tus relaciones sexuales serán mucho mejores. A cuerpo tonificado, sexo bueno casi asegurado 🙂 Es por ello que se recomienda ejercitarse con ellas periódicamente.
En segundo lugar, está demostrado que las bolas chinas mejoran la lubricación vaginal notablemente, y su efecto se nota desde los primeros usos. Las bolitas golpean las paredes de la vagina, lo que mejora la circulación sanguínea de la zona, lo que sube el nivel de lubricación.

Y finalmente, las bolas chinas también las podemos considerar un juguete sexual: que te las pongo, que te las quito… Y vas entrando en calor. O que te las pones y te mueves un poquito, y tu solita, vas calentando el motor.

Modo de empleo

LubAna500Alo01BIG

  • Úsalas a menudo, por las tres razones que te hemos contado antes.
  • Para una fácil aplicación, usa un lubricante, si puede ser, amántico y de base acuosa. Pon unas gotas de lubricante en el extremo de la bola china que vas a introducir primero.
  • Introduce las dos bolas. ¿Que cómo? Si utilizas tampones ya sabes qué postura es la tuya. Si no, prueba cuál te va mejor: sentada, en cluclillas, de pie… Cada mujer es un mundo.
  • Una vez dentro… ¡Zas! Tendrás la sensación que se van a caer, y será el momento en que tu vagina se contraerá, realizando el ejercicio que tanto te recomendábamos.
  • Y ahora es el momento de jugar un ratito con ellas: quédate de pie o camina mientras las llevas. Nada de tumbarse ni de sentarse.
  • Y cuando sea suficiente, tira del cordel, lávalas bien y guárdalas con una funda adecuada.

Si la experiencia te ha gustado…
Aquí unos consejitos:

  • Como cualquier ejercicio físico, no está mal hacerlo todo los días, pero con 2-3 veces a la semana, será más que suficiente.
  • Se recomienda utilizarlas unos 20-30 minutos cada vez, y sobre todo al principio, es importante no llevarlas mucho más tiempo, pues podemos sobrecargar el músculo y generar agujetas y hasta lesiones.

¿Qué te animas? Pues mira todas las bolas chinas que tenemos en amantis.net…

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑